El hurling

Inscrito en 2018 (13.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© GAALearning, 2014

El “hurling”, denominado “camogie” en su variante femenina, es un juego de cancha en el que se enfrentan dos equipos. Este elemento del patrimonio cultural, cuya antigüedad se remonta a 2.000 años atrás, está muy presente en la mitología irlandesa, especialmente en la saga épica de “Cú Chulainn”. Practicado en toda la isla de Irlanda –principalmente en las zonas agrarias más fértiles– y en el extranjero, este juego tenía lugar al principio a campo raso y el número de sus jugadores no estaba limitado. Hoy en día, los equipos de categoría sénior están compuestos por 15 jugadores que se enfrentan en una cancha perfectamente delimitada, blandiendo “hurleys” –bastones de madera parecidos a los usados en el hockey, pero con el extremo opuesto al puño en forma de pala¬– para empujar una pelota pequeña, llamada “sliotar”, con el objetivo de introducirla en la meta adversaria. Los jugadores (hurlers) y jugadoras (camógs) son los principales depositarios y practicantes de este elemento del patrimonio cultural que se considera parte intrínseca de la cultura irlandesa y desempeña un importante papel como impulsor de la salud, el bienestar, la integración social y el espíritu de equipo. Las técnicas de este juego se transmiten actualmente por intermedio de entrenamientos y encuentros que tienen lugar en centros docentes y clubs deportivos. Dos organizaciones de aficionados, la Asociación Atlética Gaélica y la Asociación “Camogie”, cumplen una función esencial en la conservación del elemento y en la transmisión de las competencias y valores inherentes al mismo.

Top