Enseñar y aprender con el patrimonio vivo: Lecciones extraídas del proyecto piloto UNESCO-UE

[alt]
Teaching and learning with living heritage
© UNESCO

«Cuando están motivados, los alumnos consiguen mejores resultados. A través del patrimonio vivo, el aprendizaje se torna más interesante, significativo y motivador para ellos. También se fomenta la adopción de métodos de enseñanza innovadores, que mejoran la relación docente-alumno. Es gratificante mejorar la calidad de la educación y contribuir simultáneamente a algo más grande, como la salvaguardia de nuestro patrimonio vivo». Estas fueron algunas de las conclusiones del taller «Integrating intangible cultural heritage in school-based education. Lessons learnt from the UNESCO-EU pilot project» (Integrando el patrimonio cultural inmaterial en la educación escolar. Enseñanzas del proyecto piloto de la UNESCO y la UE), que tuvo lugar del 27 de febrero al 1 de marzo de 2020 en Rotterdam, organizado por la Comisión de los Países Bajos para la UNESCO y en colaboración con la red de Escuelas Asociadas de la UNESCO (red ASPnet).

El taller reunió por segunda vez a los diez equipos seleccionados de entre las escuelas de la red ASPnet en la Unión Europea para compartir sus experiencias de enseñanza y aprendizaje a través del patrimonio vivo. Como parte del proyecto conjunto de la UNESCO y la UE Colaboración con los jóvenes para una Europa inclusiva y sostenible, puesto en marcha con motivo del Año Europeo del Patrimonio Cultural (2018), los equipos escolares trabajaron estrechamente con colegas, familias, ONG y miembros de la comunidad local para poner en marcha proyectos originales de integración del patrimonio vivo en los planes escolares o actividades extracurriculares. Varios facilitadores formados por la UNESCO proporcionaron capacitación inicial y acompañaron a los equipos durante el proceso.

Durante el taller de cuatro días, los equipos mostraron cómo se puede incorporar de manera creativa el patrimonio vivo en las matemáticas, la física, la informática o los idiomas: las campanas Glöcklerlauf ayudaron a los estudiantes de Austria a comprender las ondas de sonido en la asignatura de Física; en Chipre, el encaje de Lefkara sirvió como ejemplo en Geometría para calcular los ángulos entre dos rectas; y la tradicional receta de kama permitió a los estudiantes de Estonia hablar de sus tradiciones durante las clases de inglés.

Las enseñanzas extraídas de este ejercicio se integrarán en un conjunto de recursos y materiales de orientación para docentes, que se publicarán a finales de año. Una serie de videos cortos, estudios de casos y herramientas prácticas completarán la colección.

La Convención de 2003 para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial reconoce el importante papel que desempeña la educación en el reconocimiento, el respeto y la promoción del patrimonio vivo en la sociedad.

La transmisión del patrimonio cultural inmaterial a través de la educación formal e informal forma parte de las medidas de salvaguardia propuestas en el ámbito nacional. La enseñanza y el aprendizaje a través del patrimonio vivo en las escuelas primarias y secundarias también contribuye al logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (relativo a la educación de calidad), en particular a la meta 4.7, que aboga por «la valoración de la diversidad cultural y la contribución de la cultura al desarrollo sostenible».

Top