Capacitación de una nueva generación de facilitadores para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial en África

[alt]
Participants in the training, Exhibition ‘Intangible Cultural Heritage in Africa’, Moufdi-Zakaria Palace of Culture, Algiers, Algeria.
© CRESPIAF

En cuanto mecanismo fundamental para la aplicación de la Convención de 2003, la red global de facilitadores presta apoyo y asesoramiento a países de todo el mundo en relación con la aplicación de la Convención. Con este fin, 45 personas de 20 países africanos participaron en un taller de capacitación de capacitadores que se celebró del 9 al 13 de julio de 2019 en Argel (Argelia) y reunió a antropólogos independientes, investigadores del ámbito de la cultura o las ciencias sociales, así como adjuntos culturales de ministerios u organizaciones que trabajan en la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial. Inaugurado por Meriem Merdaci, ministra de Cultura de Argelia, el taller fue organizado por la Entidad del Patrimonio Vivo de la UNESCO en colaboración con el Centro Regional para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial en África (CRESPIAF).

Los nuevos miembros de la red, acompañados por facilitadores experimentados, recibieron capacitación para desempeñar el papel de facilitadores y prestar servicios de capacitación y asesoramiento a los países y las comunidades. A través de una metodología participativa, el taller permitió familiarizar a los participantes con los conceptos fundamentales de la Convención y el proceso de elaboración de inventarios y planes de salvaguardia. Los participantes también compartieron sus experiencias con el resto de compañeros, lo que les permitió determinar los principales problemas a los que se enfrenta África en relación con el patrimonio cultural inmaterial.

Con la incorporación de los 18 nuevos facilitadores, el número total de miembros de la red global asciende a 153, de los cuales 65 son africanos. Este taller ha permitido reforzar la red global de facilitadores, no solo con el objetivo de satisfacer la alta demanda de fortalecimiento de la capacidad en África, sino también preparar a los participantes para afrontar los cambiantes desafíos a que se enfrenta el continente en los ámbitos de la educación y el desarrollo sostenible, entre otros.

Top