El arte de la relojería mecánica y la mecánica artística

Inscrito en 2020 (15.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© Mellina Films, Alain Margot, 2019

Los conocimientos teóricos y prácticos en materia de relojería mecánica y mecánica artística son a la vez científicos, técnicos y artísticos y no sólo permiten fabricar cronómetros y relojes de pulsera, bolsillo, salón o péndulo para medir el tiempo, sino también autómatas artísticos y androides mecanizados, esculturas y cuadros animados, cajas de música y pájaros cantores automáticos, entre otros muchos objetos más. Todos ellos llevan mecanismos que generan movimientos y sonidos. Por regla general, los mecanismos están ocultos, pero también pueden ser visibles y hacer así que los objetos cobren un aspecto poético y emotivo. En la región del Arco Jurásico, esta clase de artesanía se mantiene muy viva gracias a la presencia de artesanos altamente cualificados, así como de empresas dinámicas que valorizan los conocimientos y competencias de la mano de obra y ofrecen una formación profesional completa. Tradicionalmente, este arte tradicional lo practicaban familias enteras que creaban métodos de aprendizaje y establecían entre ellas alianzas personales y profesionales. El aprendizaje de los conocimientos teóricos y prácticos relacionados con este elemento del patrimonio cultural inmaterial suele comenzar en escuelas de formación profesional. Hoy en día, los practicantes del elemento pueden compartirlos por intermedio de blogs, foros y tutoriales en línea, y por conducto de proyectos colaborativos de enseñanza abierta. Esos conocimientos, además de tener una función económica, han configurado la arquitectura, el urbanismo y la vida social en las regiones interesadas. El arte de la relojería mecánica y la mecánica artística es un vector de toda una serie de valores: afición al trabajo esmerado, puntualidad, perseverancia, creatividad, paciencia y pericia. Además, la búsqueda incesante de la precisión y el aspecto intangible de la medición del tiempo confieren a este arte tradicional una acusada dimensión filosófica.

Top