El arte de fabricar y tocar el kamanché o kamanchá, instrumento musical de cuerda frotada

Inscrito en 2017 (12.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

La antigüedad del arte de fabricar y tocar el kamanché o kamanchá –instrumento musical de cuerdas frotadas con un pequeño arco– se remonta a más de mil años atrás. Este arte forma parte de la cultura musical de la República Islámica del Irán y de Azerbaiyán, donde el kamanché (o kamanchá) es un elemento esencial de la música clásica y popular interpretada en un gran número de eventos sociales o culturales. Actualmente los músicos tocan solos o forman orquestas, utilizando instrumentos de cuatro cuerdas tocadas con un arco de madera y crin de caballo. Los depositarios y practicantes de este elemento del patrimonio cultural son los lutiers y músicos profesionales o aficionados, así como los profesores y alumnos de instituciones musicales. Además de proporcionar una fuente de ingresos directa a los lutiers, la fabricación artesanal del instrumento constituye para ellos un importante patrimonio cultural vivo de su gremio. Por su parte, los músicos vehiculan en sus interpretaciones una multitud de temas, ya sean mitológicos, cómicos, gnósticos o de otro tipo. Hoy en día, las prácticas y conocimientos relativos a este arte musical se transmiten en el seno de las familias de lutiers y de músicos, así como en centros musicales patrocinados por el Estado y en conservatorios. Los conocimientos sobre la importancia que reviste el kamanché (o kamanchá) y su música en la afirmación de la identidad cultural se transmiten, generación tras generación, en todas las capas sociales de la población de la República Islámica del Irán y de Azerbaiyán.

Samples of Iranian Kamantcheh; left to right: Torkaman Sahra (3-string), Classical (4-string), Tabriz, Azarbayjan (4-string), Lorestan (open-in-the-back, 4-string)
Maleki family Kamantcheh workshop, Lorestan: the master craftsman is preparing the finger-board for attachment to the sound-box
Inside a nomadic tent in Lorestan: a folkloric Kamantcheh player in traditional costume is accompanied by a Tombak (Iranian percussion) player
Tehran, a private music institute: a little girl is practicing on her new Kamantcheh lesson, under the supervision of her teacher
Ostad (Master musicien) Ardeshir Kamkar, the well-known Iranian Kamantcheh player and musician, continues, among his other activities, with training a new generation of Kamantcheh players in his private classes
Master Musa Yagubov makes Kamancha
Covering the body
Decoration of Kamancha with national elements
During the Kamancha playing lession
Family performance in Kamancha
Top