La tradición oral de Koogere en las comunidades basongora, banyabidi y batooro

Inscrito en 2015 (10.COM) en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia

© Engabu Za Tooro, 2015

Koogere fue una jefa del pueblo basongora hace unos 1.500 años. En un conjunto de relatos de la tradición oral –que forman parte de la memoria colectiva de las comunidades basongora, banyabindi y batooro del distrito de Kasese– se hace referencia a su excepcional sabiduría y a la prosperidad que reinó en el territorio donde ejerció su jefatura. Compuesta por adagios y relatos que describen la riqueza y la abundancia como recompensas del esfuerzo en el trabajo e ilustran el encanto y heroísmo de la mujer, la tradición oral de Koogere es parte integrante esencial y fuente de inspiración de la filosofía social y las expresiones culturales populares de esas comunidades. Los custodios y practicantes de este legado cultural son ancianos y sabios, narradores y poetas, músicos y artistas, y familias autóctonas que viven en la vecindad de los sitios vinculados a esa tradición oral. La historia de Koogere se relata y se canta repetida y espontáneamente en torno al fuego del hogar, o cuando se realizan actividades colectivas como la fabricación de objetos artesanales, el pastoreo del ganado y el recorrido de largos trayectos. Los narradores experimentados de mayor edad son los que transmiten esta práctica cultural a los más jóvenes. Esta tradición oral fomenta las actividades en común, es un vector de sabiduría, proporciona distracción y facilita el aprendizaje y transmisión de informaciones, valores y competencias entre las diferentes generaciones. Hoy en día, sin embargo, el sistema formal de enseñanza y formación predomina cada vez más, mientras que la transmisión de conocimientos y competencias relacionados con la práctica de la tradición de Koogere no resulta adaptada a la nueva situación, habida cuenta de que se efectúa de manera informal y espontánea. Además, está declinando el uso del runyakitara (runyoro-rutooro) que es el idioma en el que se relata la historia de Koogere. De ahí que el conocimiento de esta tradición oral esté disminuyendo rápidamente: solamente quedan cuatro maestros narradores capaces de relatar más de un episodio de esa historia. La frecuencia de la práctica y transmisión de la tradición está disminuyendo también, debido a que en los espacios sociales vinculados a ella predominan distracciones de otro tipo.

The homestead of Topista Kezabu in Gweri, Kabarole, Uganda, who still practices evening story telling sessions despite diminishing audience.
Topista Kezabu, demonstrating an episode in Koogere story during a story telling session at her home, Gweri, Kabarole, Uganda
Communal grazing, which is fast disappearing, is a cultural space for story telling among Basongora pastoralist community in Kasese District, Uganda.
Basongora indigenous women share Koogere story telling during a group handcraft session in Muhokya village, Kasese District, Uganda
Basongora indigenous women share Koogere story telling during handcraft session in Busunga village, Kasese District, Uganda.
Basongora indigenous women entertain themselves with a traditional poem on Koogere story, accompanied by a traditional instrument called Ennanga in Nyakakindo village, Kasese District, Uganda
A folklorist, Lawrence Kalenzi, entertains his audience with a traditional song on Koogere story, accompanied by a fiddle tuner (Endingidi) in Fort Portal, Uganda.
A group of folk performers plays a traditional trampet (Amakondere), a royal performance believed to have its origins in the tory of Koogere
Koogere oral tradition has got natural sites as its symbolic points of reference, like a forest, a hill and crater lake, and they are linked to certain narratives in the story.
The forest linked to some narratives in Koogere oral tradition and where the bearers trek following the trails of the story.
{@vars->has_audio::}
Top