Mauritania pone en marcha un proyecto de asistencia internacional para fortalecer las capacidades de las ONG en el ámbito del patrimonio cultural inmaterial

[alt]

© DPC-Ministère mauritanien de la culture

La participación de las comunidades y de la sociedad civil es crucial para la implementación de la Convención de 2003 para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Por ello, el Ministerio de Cultura, Artesanía y Relaciones, junto con el Parlamento de Mauritania, ha puesto en marcha un proyecto titulado “Fortalecimiento de las capacidades de las ONGs que trabajan en el ámbito del patrimonio cultural inmaterial”. El proyecto tiene entre sus objetivos resaltar la importancia de las comunidades y de la sociedad civil a través de una guía sobre la Convención de 2003 y de sesiones de formación dirigidas a las ONGs y las comunidades, a fin de fortalecer sus capacidades en materia de salvaguardia del patrimonio vivo.

El objetivo principal es la creación de una red de profesionales de la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial y de ONGs que elaborarán inventarios del patrimonio vivo basados en la comunidad. Para ejecutar el proyecto, la Mesa del Comité Intergubernamental concedió a Mauritania una asistencia internacional por valor de US$ 94.300 dólares.

El proyecto se basa en una iniciativa en desarrollo de fortalecimiento de capacidades titulada “Salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial mediante el fortalecimiento de la capacidad nacional en Marruecos, Mauritania y Túnez”, finaciada por los Gobiernos de España y Noruega. El proyecto permitirá a Mauritania crear un grupo de gestores y especialistas en la esfera del patrimonio cultural con un conocimiento profundo de la Convención de 2003 y sus mecanismos.

Top