El ‘Ommegang’ de Bruselas, procesión histórica y festividad popular anuales

Inscrito en 2019 (14.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© Société Royale de l'Ommegang, 2017

Durante dos tardes del mes de Julio de cada año, se celebra en el centro histórico de Bruselas una procesión religiosa y festiva denominada Ommegang que comienza con una competición de ballesteros y una ceremonia religiosa oficiada en la iglesia del barrio de Sablon. Una vez finalizados estos dos actos, los grupos de asistentes forman en las calles adyacentes un gran desfile que recorre un kilómetro y medio hasta llegar a la Gran Plaza, donde se unen al burgomaestre de la ciudad y a depositarios de diferentes elementos del patrimonio cultural vivo. Luego, todos juntos dan la vuelta a la plaza y algunos grupos escenifican la evolución experimentada por este elemento del patrimonio cultural desde el decenio de 1930. El Ommegang se inició en 1348 como procesión religiosa exclusivamente y se mantuvo como tal hasta el siglo XVIII, época en la que su práctica empezó a declinar. Entre 1928 y 1930 se recreó y revitalizó la actual celebración, basándose en la descripción que se conservaba de la procesión a la que asistió en emperador Carlos Quinto en 1549. Hoy en día, la práctica de este elemento del patrimonio cultural inmaterial se ha convertido en un festejo cultural típicamente bruselense. Entre los participantes se han formado algunos grupos de voluntarios que alientan a los jóvenes a que se unan a ellos para preparar juntos los papeles que van a desempeñar en el desfile. Además, esos grupos han constituido asociaciones amistosas que organizan todos los años encuentros a principios del mes de julio para confraternizar con otras agrupaciones sociales durante la celebración del Ommegang. Los niños acuden con sus padres a este desfile festivo y son muy numerosos los ciudadanos que participan en él desde hace más de 40 o 50 años. La viabilidad del elemento es objeto de una atención incesante y la asociación que se ocupa de él se dedica continuamente a la preparación y promoción del acontecimiento que tendrá lugar el año siguiente.

Top