Conocimientos y prácticas del cultivo del mástique en la isla de Quíos

Inscrito en 2014 (9.COM) en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

© Silas Michalakas, 2011

El mástique, resina aromática extraída del arbusto pistacia lentiscus, es una especialidad de la isla de Quíos, reputada desde mucho tiempo atrás por sus múltiples propiedades. El cultivo de este arbusto constituye una ocupación familiar que exige, a lo largo de todo el año, una atención esmerada por parte de los hombres y mujeres de toda edad que participan por igual en las diferentes fases de producción del mástique. En invierno, los hombres se encargan de la fertilización natural de los arbustos y de la poda de sus ramas, mientras que las mujeres, a `partir de mediados de junio, limpian y nivelan el suelo alrededor del tronco para recolectar el mástique con mayor facilidad. A partir del mes de julio, se practican incisiones con un utensilio de hierro en la corteza del tronco y de las ramas más grandes de los arbustos, a fin de sangrar su savia. Una vez que ésta se ha solidificado, las mujeres seleccionan y limpian las “lágrimas” de mástique, lavándolas y colocándolas en cajas de madera que almacenan en un lugar fresco. Los miembros de más edad de la comunidad se encargar de enseñar a los más jóvenes las técnicas de incisión de los arbustos y de recolección del mástique. El cultivo de este arbusto es una actividad social colectiva que ha permitido no sólo crear redes de alianza y ayuda mutua, sino también ofrecer la oportunidad de perpetuar la memoria de la comunidad con la narración de narrar leyendas y relatos antiguos.

{@vars->has_audio::}
Top