Una experiencia práctica de salvaguardia de la vitalidad del patrimonio cultural Inmaterial: los centros culturales comunitarios búlgaros (‘chitalishta’)

Selectionado en 2017 en el Registro de buenas prácticas de salvaguardia

© 2013 by Ministry of Culture of the Republic of Bulgaria

Los centros culturales comunitarios (“chitalishta”) están repartidos uniformemente por todo el territorio de Bulgaria. Creados por las propias comunidades interesadas, estos centros están abiertos a todas las personas, sin distinción de edad, sexo y convicciones políticas o religiosas. Los primeros “chitalishta” se crearon en 1856 y desde entonces se han reconocido como unidades organizativas fundamentales de la sociedad búlgara. Según las disposiciones de la Ley sobre los “chitalishta” de 1996, su estatuto es el de organizaciones no gubernamentales autónomas y su objeto es llevar a cabo una acción cultural y educativa encaminada a salvaguardar las costumbres y tradiciones del pueblo búlgaro, garantizar el acceso a la información, divulgar conocimientos y familiarizar a los ciudadanos con los logros y avances de las ciencias, las artes y la cultura. Estos centros son fundamentales para la transmisión del patrimonio cultural inmaterial del país y sus miembros más veteranos desempeñan un papel importante a este respecto porque animan a los jóvenes a adherirse a ellos. La eficacia de los “chitalishta” la demuestra su expansión a lo largo de los años y el aumento del número de personas de todas las edades y capas de la población que participan en sus actividades. Par dar a conocer y popularizar los elementos del patrimonio cultural inmaterial, los “chitalishta” organizan festivales, celebraciones, reuniones, exposiciones y muchos otros eventos. La creación de centros locales encargados de documentar, archivar y difundir conocimientos teóricos y prácticos constituye un medio innovador para desarrollar los “chitalishta”.

Top