Teatro de sombras

Inscrito en 2018 (13.COM) en la Lista del Patrimonio Cultural Inmaterial que requiere medidas urgentes de salvaguardia

© The Syria Trust for Development, 2016-2017

Representado hoy en Damasco principalmente, el teatro de sombras es un arte tradicional interpretado con marionetas, confeccionadas manualmente, que se mantienen y desplazan ante un foco de luz situado en la parte trasera del escenario de una sala a oscuras, a fin de proyectar sus siluetas en una cortina o una pantalla, finas y traslúcidas, colocadas cara al público. Las obras se representan con arreglo a guiones de tradición oral acompañados de músicas y canciones. Su temática gira en torno a la crítica social humorística expresada con insinuaciones, poemas, pasajes en prosa, canciones y músicas en los diálogos y relatos satíricos de dos personajes arquetípicos: el bobo Karakoz y su amigo el listo Eiwaz. Completan este dúo algunos personajes femeninos y varios animales hablantes. Las representaciones tienen lugar tradicionalmente en cafés populares donde se congrega un público deseoso de ver escenificados sucesos de la vida diaria. Con el correr del tiempo, esta práctica cultural ha declinado debido al predominio de los modos de diversión actuales traídos por los medios informativos modernos y las tecnologías digitales, y también a causa del desplazamiento masivo de poblaciones dentro del país y al extranjero por culpa de los conflictos armados. Las representaciones han desaparecido casi por completo de los cafés y sólo tienen lugar con motivo de algunos festejos y en determinados festivales y teatros. Los factores enunciados han tenido una influencia tan negativa en la viabilidad del elemento que, hoy en día, en Damasco sólo hay un marionetista (“mujayel”) en activo.

Top