Una Asamblea General marcada por temas relacionados con las situaciones de emergencia

  • 11 de septiembre de 2020
[alt]
El Excmo. Sr. Amara Camara dirigiéndose al estrado para presidir los debates de la octava reunión de la Asamblea General
© UNESCO

Con todas las medidas sanitarias adecuadas debido a la pandemia mundial de COVID-19, 250 delegados en representación de más de 140 países se reunieron en el octavo período de sesiones de la Asamblea General de los Estados Partes en la Convención de 2003. Los debates fueron dirigidos por el Excmo. Sr. Amara Camara, Embajador de Guinea, junto con el Sr. Wael Abdel Wahab (Egipto) como Relator y los Países Bajos, Armenia, el Ecuador, Indonesia y Palestina como Vicepresidentes.

Una de las principales tareas de la Asamblea General fue renovar la mitad de los miembros del Comité Intergubernamental de la Convención (vea su nueva composición) siendo elegidos, por un mandato de cuatro años, los siguientes doce Estados: Arabia Saudita, Botswana, Brasil, Côte d’Ivoire, República Checa, Marruecos, Panamá, Perú, República de Corea, Rwanda, Suecia y Suiza.

En respuesta a la explosión ocurrida en el puerto de Beirut el 4 de agosto de 2020, en el octavo período de sesiones se emitió una Declaración sobre Beirut en la que se expresa la más profunda solidaridad con el Líbano y su gente, se reconoce la enorme riqueza del patrimonio cultural inmaterial de Beirut y se apoya la iniciativa de la UNESCO “Li-Beirut” (#ForBeirut).

La Asamblea General adoptó también varias decisiones importantes para la implementación de la Convención. Los delegados debatieron a lo largo de la reunión sobre los impactos de la pandemia de COVID-19 sobre el patrimonio vivo y aprobaron los principios y modalidades operacionales para salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial en situaciones de emergencia.

Los delegados también reafirmaron enérgicamente la necesidad de una reflexión global sobre los mecanismos de inscripción en las listas de la Convención, y de aumentar los esfuerzos para lograr listas geográficamente más representativas, equilibradas y diversificadas.

Se celebrarán nuevos debates durante una reunión preliminar de expertos de categoría VI y un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta previsto para junio de 2021. La Asamblea General debatió y reconoció el importante rol que desempeñan las organizaciones no gubernamentales acreditadas y del Foro de organizaciones no gubernamentales del patrimonio cultural inmaterial en la prestación de apoyo para la aplicación de la Convención y acreditó a otras 36 organizaciones no gubernamentales.

A fin de garantizar la mayor audiencia posible, a pesar de las limitaciones de desplazamiento, los debates de la Asamblea General fueron retransmitidos en directo en vídeo en los seis idiomas oficiales. En promedio, más de 200 personas siguieron simultáneamente los debates en línea.

En el marco de la Asamblea tuvo lugar el diálogo en línea ResiliArt sobre “Experiencias sobre el patrimonio vivo durante la pandemia de COVID-19”, con testimonios de miembros de las comunidades de Italia, Malí, Palestina, el Perú y Sri Lanka. El diálogo brindó una oportunidad única para examinar de cerca los efectos de la pandemia en diferentes contextos, así como las formas positivas en que el patrimonio vivo ayuda a las comunidades a responder a la pandemia.

Reunión:

Top