Aprender como Cabo Verde puede salvaguardar su patrimonio vivo atrae la atención a nivel regional y nacional

[alt]
Música de concha durante el festival de los Tabancas en Santa Catarina, Cabo Verde
© UNESCO / Lucas Roque

Treinta representantes de Cabo Verde de diferentes instituciones y entornos se reunieron el mes pasado en Praia para un taller de capacitación sobre la implementación de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial a nivel nacional.

La formación, que ocurrió del 27 al 31 julio, fue organizada en estrecha cooperación por el Instituto del Patrimonio Cultural de Cabo Verde (IPC), la Sede de la UNESCO y la Oficina Regional de la UNESCO en Dakar, para proporcionar a los participantes un foro para discutir el ámbito y objetivos de la Convención y las obligaciones de los Estados Partes.

Participantes de diversas organizaciones gubernamentales e instituciones de la sociedad civil a nivel nacional, como ministerios, la Asociación Nacional de Municipios, organizaciones no gubernamentales o de la Asociación de Periodistas, han participado en el taller. Esto enfatiza la importancia de fomentar una perspectiva diversa y un enfoque intersectorial para promover la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial. La conclusión de amplias cooperaciones con el IPC también fue incentivada en el cuadro de futuras iniciativas.

A nivel regional, la formación fue un paso positivo hacia el fortalecimiento de la cooperación entre los países PALOP. Un apoyo adicional fue proporcionado por el Instituto para la investigación sociocultural de Mozambique (ARPAC), que envió un experto de alto nivel para co-facilitar el taller y compartir la experiencia de Mozambique, reafirmando así el compromiso del Instituto con el fortalecimiento de las capacidades de los países africanos de lengua portuguesa. Además, representantes de la Dirección general de la cultura de la Secretaría de Estado de Cultura, Juventud y Deporte de Guinea-Bissau, así como del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural de Angola también participaron en este taller.

Este taller ha sido posible gracias a una generosa contribución del Gobierno de Noruega al Fondo del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Top